Latest Posts:

Reseña | Los hornos de Hitler | Olga Lengyel






Titulo: Los hornos de Hitler
Autor: Olga Lengyel 
Editorial: Diana
Sinopsis:Estrujante relato de una sobreviviente de los campos de Auschwitz y Birkenau. Dantesca visión de cinco chimeneas arrojando el humo de la carne quemada de centenares de miles de seres humanos, entre ellos los padres y los dos hijos de la escritora.Obra sin eufemismos, crónica auténtica y documentada del sadismo organizado, de la brutalidad sistematizada, de la monstruosa promiscuidad con que se llevó a cabo el genocidio más desalmado y repulsivo de la historia. Un testimonio irrefutable de los criminales "experimentos científicos" realizados con seres humanos vivos.¿Cómo eran y actuaban las bestias de Auschwitz y Belsen? ¿Quién fue Joseph Kramer, juzgado como el criminal número uno en el proceso de Luneburg?Olga Lengyel conserva como testimonio de esta terrible experiencia las cicatrices y la marca del cautiverio, pruebas indelebles que mantienen incólumne su espiritú de humanismo. En Los Hornos de Hitler la autora narra al mundo civilizado el horror y la perversidad que imperaron en los campos de exterminio nazis

Para poder hablar sobre este libro se deben tocar muchos temas controversiales, los cuales han sido debatidos por años para descifrar la naturaleza del acto para realizar tales atrocidades. Por lo siguiente trataré de hacer una reseña sin introducirme tanto en esos temas, solo dar a conocer la obra de Lengyel.

Este libro está basado en hechos reales, los cuales sufrió la propia autora dentro de su estancia en un campo de concentración. Comienza narrando su vida antes de la segunda guerra mundial de una forma cotidiana; como vivía tranquilamente al lado de su familia hasta que las tropas alemanas llegaron a su ciudad y fueron llevados a los famosos trenes.
Desde ese instante comienza a narrar los actos de desesperación que tuvieron las personas, pues había escuchado rumores acerca de lo que estaba pasando en los campos de “concentración”, pero realmente nadie conocía la cruda verdad. La mayoría creían que solo iban de vacaciones pero algunas sabían ciertamente que les esperaba la muerte.

Cada capítulo es un testimonio de la autora de lo que vivió; maltratos, humillaciones, enfermedades, hambre y muerte. Si no hubiera referencias acerca de lo que paso en los campos, podríamos pensar que la propia autora creó una novela ficticia, sacada toda de su imaginación. Pero desgraciadamente no es así.

Rodeada de un horrible ambiente la autora logro conocer a dos de los peores asesinos de la historia de los campos de concentración: Josef Mengele e Irma Grese, quienes de forma voraz se volvieron en verdugos dentro de un lugar donde las esperanzas de sobrevivir se volvieron mínimas.

Quiero decir que me sorprendió la manera en que la autora nos introduce de manera clara a los horrores suscitados, creo que es aterrador hacerse a la idea de imaginar a la autora recordando y plasmando en papel todas sus vivencias, pero se agradece que las comparta con nosotros de esa manera.

Al final del libro te das cuenta de cómo la autora de tener una familia, un empleo y una casa, pasa a no tener nada más que su vida. De esa forma me di cuenta que hay veces que las personas somos materialistas y peleamos por cosas que no valen la pena y no apreciamos cosas tan simples como nuestra vida.

En resumen:
Un buen libro que al final te deja un buen sabor de boca. En mi caso, me di cuenta de muchas cosas que no apreciaba, como mi familia, una playera vieja, incluso un plato de sopa. Cosas que siempre están en tu casa y que nunca imaginas que te las arrebatarán. Cosas simples que no necesitan de lujos ni de marcas. También me enseñó a apreciar mi vida, lo cual creo yo, fue lo más importante.


Acerca de la autora:
Olga Lengyel (19 de octubre de 1908– 15 de abril de 2001), fue una escritora y enfermera húngara, nacida el año 1908 y fallecida en Estados Unidos el año 2001.

Lengyel nació en Rumania, en una región dominada por Hungría. En tiempos de la Segunda Guerra Mundial estudió enfermería y fue esposa del doctor Miklos Lengyel, a quien asistía en su hospital de Cluj-Napoca antes de ser deportados a Auschwitz en 1944 donde a su llegada perecieron sus padres e hijos, su esposo murió después poco antes de su liberación.

Lengyel fue la única superviviente de su familia y escribió sus vivencias en su libro Five Chimneys (Los Hornos de Hitler, en la edición española), que se publicó en 1947. Su vida posterior al Holocausto fue dedicada a mantener la memoria de los hombres, mujeres y niños que murieron como resultado de la Segunda Guerra Mundial.

Después de la guerra, emigró a los Estados Unidos. Según el website de "The Memorial Library", Olga fundó la Librería Memorial, localizada en el número 58 East 79th Street, la cual fue auspiciada por la Universidad del Estado de Nueva York. Olga murió el año 2001, a la edad de 93 años, habiendo sobrevivido a Auschwitz, la pérdida de su primer marido, dos hijos y sus padres en el campo de concentración de Auschwitz, y después de haber batallado y sobrevivido a tres ataques separados de cáncer.

Su testimonio, durante el juicio de Bergen-Belsen, contra el Dr. Joseph Mengele fue contundente. También contra el SS Hauptsturmführer (Capitán) Josef Kramer, Comandante del Campo de Concentración de Birkenau; Irma Grese, famosa celadora SS de Birkenau y el Dr. Fritz Klein, rumano quien hizo injustificables experimentos científicos con prisioneros.

Dedicatoria:
“Dedico este libro a la memoria de mis padres, de mi esposo e hijos, y a mis congéneres de todas las nacionalidades y credos; así como a la inocente población civil europea que sufrió la matanza de millones de seres asesinados por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.


También dedico este libro a los héroes de guerra que ofrendaron su vida para evitar la consumación del sueño de los alemanes: Aniquilar a todas las naciones y crear un mundo habitado únicamente por alemanes, bajo la protección de Wotan su terrible dios pagano”
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Siempre es bueno leer este tipo de historias, porque nos hacen apreciar lo que tenemos. De verdad, hay veces que damos las cosas por sentado, sin detenernos a pensar que hay gente ahí afuera que la está padeciendo. Y esta gentil señora es un claro ejemplo.

    Espero en algún momento tener la oportunidad de conseguirlo y seguir manteniendo viva esta memoria, para evitar que vuelvan a suceder cosas como esta.

    Te mando un saludo enorme y espero que estés muy bien ♥

    ResponderEliminar