martes, 8 de julio de 2014

Reseña: Hetty, una historia real de Hetty Verolme











Titulo: Hetty, una historia real
Autor: Hetty Verolme
Editorial: Ediciones Urano

Sinopsis:
1943, Amsterdam. Hetty Verolme solo tiene doce años cuando los nazis la deportan, junto con su familia, al campo de concentración de Bergen-Belsen, el mismo donde falleció Ana Frank. Pero Hetty no pierde el ánimo, y se erige en todo un símbolo para los niños del campo, recordándoles que la vida, incluso en medio del horror, sigue siendo bella. Una sorprendente y extraordinaria historia real: la de la lucha por la supervivencia de un grupo de niños en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Esta narración autobiográfica protagonizada por Hetty Verolme, una heroína adolescente, revela cómo ella y sus hermanos superaron toda suerte de adversidades tras ser separados de sus padres y confinados en la Casa de los Niños, en Belsen, Alemania. Un documento que aborda una vertiente desconocida del Holocausto, esta conmovedora obra refleja la tenacidad y el espíritu invencible de la infancia.

Mi reseña:
“Hetty, una historia real” es traído por la editorial Ediciones Urano como parte de sus novedades del mes de junio. Este libro es un recopilatorio de las vivencias de Hetty Verolme, la autora durante su juventud en los campos de concentración, lo cual a los conocedores o personas interesadas en la segunda guerra mundial les interesara demasiado, principalmente porque esta mujer es conocido porque durante ese tiempo, ayudo a una gran cantidad de niños a sobrevivir en estos lugares de exterminio.

Hetty antes del fin del mundo.
Nuestra protagonista vivía en Ámsterdam con su familia, ahí inicia nuestra historia. Para la familia Verolme, la segunda guerra mundial no había afectado en nada a su económica y forma de vida. Su padre tenía una tienda de textiles, por lo que se encontraban en una buena situación económica dentro de su comunidad. Todo cambia el día que la Alemania Nazi decide invadir Ámsterdam  y con esto, el lugar donde Hetty vivía. Afortunadamente su padre consigue con el dinero que tenia ahorrado, permisos para que su familia no fuera deportada, pues la mayoría de las personas estaban siendo llevadas a campos de concentración.

El miedo rompe acuerdos.
Mientras toda la comunidad era deportada poco a poco, la familia Verolme se encargaba de esconder algunas personas en su casa. Todo cambia una noche en que oficiales del ejército nazi irrumpen sus sueños, pidiendo los permisos de la familia y mientras tanto, descubren a esas personas dentro y se les pide que tomen sus pertenencias de la casa y marchen hasta el andén del tren.



El trabajo os hace libres
Y al llegar a los campos de concentración, la familia al igual que las demás personas que han ingresado a ese lugar, cambian por completo su estilo de vida, volviéndose esclavos y humanos sin ningún derecho. Aquí es donde Hetty comienza su pesar y de cierta manera, a madurar y enfrentarse con valor a los acontecimientos que estaban sucediendo.

Mi opinión:
Desde que mire sobre la publicación de este libro, sabía que necesitaba leerlo, al igual que varios integrantes de mi familia que decidieron AUTOPRESTARSE mi copia, incluso me la regresaron con algunos dibujos y palabras indescifrables por parte de uno de mis primos pequeños.

Me gusto mucho el trabajo que se hizo con la portada, en donde se muestra a Hetty con un sutil abrigo rojo y un fondo con niños en las orillas del campo de concentración, todo con toques en blanco y negro. El titulo está enmarcado en relieve de color rojo y con una especie de marquesina en forma de alambre de púas. 

La narración está escrita en primera persona y debo admitir que de una manera muy personal, que hace que te sumerjas, que realmente te imagines todo lo que estaba pasando y cómo reaccionaba ante esto nuestra protagonista. Si bien, presentaba una narración muy limpia y ágil que hacía que hacia la lectura muy rápida, debo confesar que hubo una parte casi llegando al final, que la historia se torno un poco aburrida que decidí brincarme algunas hojas.
No puedo hacer una crítica de la historia, porque es un libro donde se relatan sucesos muy fuertes. Una parte de la historia que si bien, muchos han querido olvidar, con este libro tendrán un fuerte recordatorio de lo que sucedió y como dijo alguna vez Olga lengyel “Estos libros servirán como recordatorio de lo que paso y para evitar que una atrocidad así vuelva a suceder”.



El libro está lleno de fotografías recopiladas, desde la niñez de Hetty su familia, hasta el paso por los campos de concentración y después de su liberación. Y otra cosa que me gusto mucho del libro es que cuentan lo que sucedió después de que Alemania fue derrotada, nos relatan que después de eso, las personas no pudieron tener una vida normal, pues muchos no tenían a ningún integrante de su familia viva o el dinero suficiente y la ayuda para poder rehacer su vida.

¿Lo recomiendas? Si te gusta mucho la historia, además de que te interesan los temas de la segunda guerra mundial, este libro será perfecto para ti. Si ya leíste El niño con el pijama de rayas, te aseguro que este libro te gustara más.

Sobre la autora:




Hetty Verolme nació en Bélgica en 1930. En 1931 su familia se trasladó a Amsterdam, pero su mundo cambió para siempre cuando la II Guerra Mundial estalló en 1939 y los alemanes ocuparon los Países Bajos en mayo de 1940. En 1943 Hetty y su familia fueron enviados al campo de concentración nazi de Bergen-Belsen -el mismo donde falleció Ana Frank-, experiencia que más tarde recogería en esta obra literaria, con gran éxito de ventas en los numerosos paises donde se ha publicado, que acaba de editar Almuzara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete

Buscar una entrada